Primer plano

Daniel Ramos

Otra fotografía tomada desde el coche. La gracia, aquí, está en que se ve el molino entero, por un milímetro, pero se ven las cuatro aspas completas. Me gusta el efecto de los hierbajos borrosos en la parte inferior derecha de la imagen, porque es lo que le otorga esa leve sensación de movimiento. No íbamos demasiado rápido, pero sí lo suficiente como para que el primer plano quede confuso.

Así me siento yo desde hace unos meses, con el primer plano confuso.

Sigue leyendo

Anuncios

El primer herido

Daniel Ramos

La vida es incomprensible. Demasiadas veces suceden cosas que no queríamos que sucedieran y que no somos capaces de entender. Incluso nosotros mismos nos comportamos de manera extraña con más frecuencia de la que nos gustaría. Queremos tenerlo todo controlado, ser dueños de nuestros actos y de nuestras palabras y de repente un buen día decimos o hacemos algo inconveniente que termina teniendo consecuencias devastadoras.

Sigue leyendo

Articular palabra

Daniel Ramos

 

A veces la voluntad no es suficiente, las fuerzas fallan y te preguntas en qué momento comenzó a ser así, cuándo empezaste a desvanecerte sin remedio y a flaquear. Como casi siempre en estos tiempos, no hay respuesta, es imposible que la haya. Tan solo un silencio profundo y ancestral que te recuerda que estás solo en esta pelea porque, aunque tengas gente cerca que te ayuda y te apoya con todas sus fuerzas, a la hora de la verdad no pueden hacer nada y eres tú el único que estaría en condiciones de sacar las castañas del fuego.

Sigue leyendo

El error de pensar

Daniel Ramos

“No te preocupes que al final todo va a salir bien”. Esta frase es la que le dices a un ser querido cuando le ves en una situación problemática. A mí siempre me gustó mucho su verdad intrínseca porque yo solía añadir “y si no, es porque todavía no llegó el final“. De esta forma la frase queda completa y además suele ser verdad que los problemas, tarde o temprano se resuelven y que el tiempo suele ser un buen aliado en la mayoría de los casos.

Sigue leyendo

Un mundo ideal

Daniel Ramos

 

En un mundo ideal no habría enfermedades. La gente se moriría plácidamente, cada uno en su cama, al cumplir determinada edad, sin sufrimiento y sin dolor. Bueno al menos no creo que hubiese algo parecido al cáncer. No sé si es porque me ha tocado vivirlo a mí, pero me da la impresión de que el cáncer es la peor cosa que existe en el mundo. El cáncer y los violadores de niños, ambos empatados en un tristísimo primer lugar.

Sigue leyendo

Llena de tomates

Había ventanas para mirar hacia el exterior y ventanas para mirar hacia el interior. Básicamente para eso sirve cualquier ventana pero en este caso estaban muy especializadas y no podías mirar al exterior desde una ventana que no correspondiese. Si lo hacías, simplemente no veías nada, como si hubiese un paño negro al otro lado. Era muy extraño ¿por qué iba alguien a construir ventanas “medio” inservibles?. Demasiadas cosas no tenían sentido en aquella casa como, por ejemplo, los paragüeros redondos o los tenedores de marfil con las dientes más grandes que el mango. Definitivamente se habían tomado muchas molestias en que nadie entendiese el fondo de la cuestión a base de distorsionar los detalles. Desde luego no era lo más adecuado para una casa en la que todo el mundo estaba de paso.

Sigue leyendo

Vive mientras puedas

Vive mientras puedas, mientras todavía te quede la ilusión de que vivirás eternamente, de que todo es posible y de que los sueños se cumplen. Vive mientras las primaveras se siguen acumulando en tu memoria y tu sola presencia le va dando forma a esas ilusiones forjadas a fuego en tardes de lluvia. Vive mientras nadie te diga lo contrario, mientras te permitan equivocarte y volver a intentarlo, mientras sigas reconociéndote en los espejos y los colores continúen despertando en ti las sensaciones inequívocas del ayer más pausado.

Sigue leyendo