Inevitables fantasmas

Definitivamente no entiendo mi vida. No entiendo nada. Me veo con este tubo colgando desde mi pulmón hasta una bolsa espantosa que se llena de líquido y siento que no me reconozco. Luego pienso que tampoco estoy tan mal porque puedo hacer casi todas las cosas con normalidad, pero no puedo evitar sentir que esto es para siempre y lo considero un castigo, una jugarreta que no merezco, un infierno en vida de esos que jamás van a sucederte a ti y sin embargo te sucede.

De nada sirve preguntarse qué es lo que hice mal puesto que, al parecer, son mis genes los que ya estaban programados para actuar así llegado el caso. Y el caso llegó. Las células se volvieron locas y el tumor se instaló y se hizo invencible. La impotencia solo es comparable a la rabia. La indignación y el miedo van de la mano y la tristeza es más infinita que nunca.

Los días que me siento así son escasos pero necesarios porque si no existiesen creo que me volvería loco por acumular tantas emociones negativas en mi interior. A veces pienso que sería mejor no escribir un post cuando estoy tan bajo de ánimo, pero después me doy cuenta de que se trata precisamente de eso y de que esa es la misión más importante que tiene el fotonauta: servirme de contención.

A la hora de la verdad estamos todos solos, sobre todo por las noches, cuando llegan los fantasmas. A mí siempre me cogen desprevenido y hacen conmigo lo que quieren. Les gusta verme sufrir y no hay forma de librarse de ellos más que despertando. Lo malo es que no siempre es fácil despertar, sobre todo porque te das cuenta de que lo único que haces es cambiar los fantasmas interiores por los exteriores. Y la verdad es que no sé cuales son más aterradores.

Pero, en fin, no me queda otra que seguir luchando a pesar de días tan grises como éste que ahora comienza. Espero hacer soltado parte de mi mal rollo en estas líneas y viajar más ligerito el resto del día, que para eso está este espacio. Un saludo a todos y a todas y ojalá no haya amargado el desayuno a nadie. Gracias por seguir ahí.

Anuncios

39 thoughts on “Inevitables fantasmas

  1. No sueltas ningún mal rollo, estás contándonos tu día a día con tus altos y bajos, con tus ganas de soltar y expulsar todo eso que te molesta y que no te gusta, es lógico y normal todo lo que estas pensando porque lo que estas sufriendo es mucho y como bien dices el fotonauta te sirve de contención, y nosotros estamos para leerte y apoyarte, y aunque no valga de nada o si, parte de esa negatividad y rabia nos la llevamos para aliviarte a ti en lo posible, un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

  2. Creo que escribir lo que desees es lo mejor, no amargas a nadie, todo lo contrario, me siento afortunada al leerte y compartir lo que sientes a través de tus letras, diría que estar es mí es un honor y la pequeña manera como consigo estar allí, invisible pero solidaria. Te abrazo amigo…

    Le gusta a 2 personas

  3. Hoy la foto es brutal, ir bajando la pantalla buscando el texto del post y ver cómo se hacían más grandes cada vez las ¿tejas? me ha dado vértigo. El mismo que entiendo sientes tú día tras día y que nos cuentas con tu blog.

    Para mí es muy importante leerte cada mañana o cada tarde, el fotonauta me ayuda a comprender mejor vuestra situación y a conseguir llegar a ser ese “complemento perfecto”.

    Pocas veces hago comentarios públicos en el blog, pero hoy no quería dejar pasar la ocasión de decirte que eres un fotógrafo maravilloso, que Carolina es un ángel y que ambos para mí sois los mejores hermanos que nadie podrá tener jamás.

    Un beso.

    Le gusta a 2 personas

  4. Tantas cosas por decirte, y no me sale nada… lamento la distancia (que sólo es física), porque me gustaría mucho poder acompañarlos de una manera más presente… estando con ustedes, a veces sólo escuchando, lo que haga falta… ESTAR y saber, que CUENTAN CONMIGO.
    Un abrazo fuerte, pequeño!

    Le gusta a 1 persona

  5. Buenos días! Tengo que decirte (como ya veo que te han dicho, así que no es que sea muy original, pero creo que merece la pena insistir en ello) que no me parece que sueltes ningún mal rollo y que, por supuesto, dudo que hayas amargado el día a nadie que te haya leído. Mas bien al contrario. Es admirable ver cómo sobrellevas lo que te ha tocado vivir, y todavía mas admirable la forma en que lo transmites.
    Mucho ánimo para el resto del día y que transcurra ligerito!

    Le gusta a 1 persona

  6. Buen día, caballero. Me alegra volver a leerte.
    Pienso en lo afortunado que sos al tener la libertad de compartir tus experiencias y emociones con nosotros. Afortunado, sí. ¿Sabés que no todos tienen esa capacidad? Yo no la tengo. No sé por qué. Contar acerca de mí, de lo que siento, de cómo estoy, de mis fantasmas (porque todos los tenemos) es algo casi imposible. Debe ser liberador poder hacerlo, e imagino que también debe aplacar la sensación de soledad. Ya ves que muchos te leemos y te acompañamos (yo, cuando puedo entrar) así que sigue nomás contándonos tu día a día. Otro abrazo (mejor que sobren y no que falten).

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s