Tuvimos que hacer malabares

Siento que son pocos los homenajes que le hago. Ahora se amontona el amor, queremos recuperar el tiempo perdido y anticiparnos para cuando yo no esté y entonces vivimos un cuento de hadas, un amor puro e intenso, sin discusiones, con un respeto absoluto y entregados a la causa, cada uno a la del otro. Es precioso y emocionante, excitante y simpático. Un AMOR con mayúsculas, un amor convencido de amar, que quiere amar y ama, que no se esconde ni se reprime, que ni se excusa ni se miente. Nada más y nada menos que la sencillez y la complejidad, unidas para fabricar este amor gozoso que percibimos con los cinco sentidos las veinticuatro horas del día.

Me gustaría poder volver a la época en que no estaba enfermo para corregir algunos deslices cometidos. A veces es como si esa época perteneciese a otra vida, como si el “yo” que la vivió se hubiese muerto y entonces lo veo todo con una claridad que me espanta. Soy capaz de percibir la cantidad de cosas que hice mal y, sobre todo, la cantidad de tiempo que malgasté. Es increíble lo larga que es la vida. Solemos decir que es corta, pero a mí no me lo parece en absoluto. Basta una mirada al pasado de cada uno para darse cuenta de que hemos vivido muchísimas cosas y hemos tenido muchísimas ocasiones de reparar los errores cometidos y de disfrutar situaciones concretas.

Por eso me duele haber malgastado mi tiempo. Eso es imperdonable. Actualmente hay muchas horas que no tengo más remedio que malgastarlas porque soy incapaz de hacer nada más, pero cuando estaba bien no había excusas para ello. Tendría que haber besado más. Más abrazos y más tequieros. Mucho más de todo lo que hay. Las horas muertas en soledad están bien, por supuesto, pero en su justa medida. Yo he pasado muchas horas muertas en soledad que han sido pura pereza, que no me han enseñado absolutamente nada y que odio recordar. Cada vez que abrazo a mi chica me doy cuenta porque estando junto a ella todo tiene sentido y aunque estemos simplemente en silencio tomados de la mano, sin hacer nada más que navegar cada uno en su propio mundo, ya es más que suficiente para sentir que aprovecho mi tiempo porque estoy sintiendo, estoy poniendo en funcionamiento mi corazón y lo estoy percibiendo con claridad.

Quien no siente ni padece mal va. Hay que poner a trabajar a las neuronas, también a las del alma y a las del corazón en pos de una vida saludable y plena, una vida que pueda sentirse orgullosa de ser una vida con todo lo que conlleva. Una vida que huya de la mediocridad, que busque formas diferentes de hacer las cosas, que explore su lado creativo y lo exponga al mundanal ruido, que se divierta y ame como si solo tuviese una ocasión de hacerlo y que no se acobarde ante las otras vidas que intentarán joderla.

Hay que vivir una vida estupenda y gloriosa, sincera y honesta.

Con eso ya será suficiente para sentirnos bien el día que nos detecten un cáncer y no necesitaremos espejos trucados para mirarnos en ellos y darnos cuenta de que tuvimos que hacer malabares para seguir siendo nosotros mismos.

Yo, a pesar del tiempo malgastado, debo reconocer que tuve una vida plena. La prueba de ello es la presencia y la fuerza de mi chica que cada vez está más cerca de mí a pesar del infierno que nos ha tocado en suerte. Gracias una vez más por todo, por estar, por seguir, por permanecer, por continuar y por no irte jamás.

Anuncios

14 thoughts on “Tuvimos que hacer malabares

  1. Que fotoooooooooooo! Menudo homenaje.
    Me emociono. Te juro, que me emociono.
    Hay personas que pasan por esta vida, sin vivir ese amor que uds. dos se tienen… y la carita de ella! qué dulzura por Dios. Captaste su esencia en ese círculo. Es como un mandala de amor, amigo.
    Gracias, por compartir esto.
    No mires hacia atras. Disfruta lo que tenés. Que es un universo!
    Beso!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegro mucho de que te guste mi foto. Es otra forma de hacer participar a mi chica en el blog, aunque a ella no le gusta mucho mostrar su imagen, lo hace por mí. Permanentes muestras de amor, eso es lo que me va sosteniendo.
      Un abrazo enorme para ti.

      Me gusta

  2. Amar es amanecer junto al ser amado en el clarear del dia y dar gracias por estar vivo aqui en la tierra . Al terminar el dia es volver al regazo del ser amado y dar gracias por regresar a nuestra verdadera patria que es el cielo.Ana

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Stella. Yo también creo que salió con una sonrisa preciosa, lástima que se vea tan pequeña y medio deformada por el espejo, pero en fin. Te agradezco tu sensibilidad. Un beso enorme para ti.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s