Lo que hay

Flores secas. El otro día estuvimos recolectando algunas para fotografiarlas en casa y tomé estas fotos recortadas sobre el azul del cielo. No hay nada más aburrido para mí, como fotógrafo, que el cielo azul, pero en fin, es lo que hay estos días. También el cielo blanco es un coñazo. Lo ideal es que se vean algunas nubes, pero uno no siempre tiene a su disposición “lo ideal” ¿no? Si no, que me lo digan a mí que lo único que tengo es “lo que hay”.

Lo ideal, lo perfecto, lo mágico, lo especial… todos esos adjetivos que podemos comenzar con “lo” son grandilocuentes y exagerados, parecen orgullosos de sí mismos y absolutos, porque si algo es “lo misterioso” quiere decir que no existe nada misterioso más allá de eso. Por eso hablar de lo ideal me parece exagerado. Prefiero “lo que hay”.

Ese es uno de los secretos de la felicidad: saber conformarse con lo que hay, aunque, más que saber conformarse, sería mejor decir saber ilusionarse, encontrar ese equilibrio en el que, lo que hay, es más que suficiente para hacernos sentir bien, nos motiva y nos llena de vida, nos da placer y nos satisface plenamente hasta el punto de que no necesitamos nada más porque lo que hay es más que suficiente.

Y no estamos hablando de conformismo. Por supuesto que hay que seguir buscando nuestro ideal, pero solo en la medida en que vamos transitando nuestro camino y podamos mejorar lo que hay con solo alargar la mano, sin desviarnos demasiado, porque si nos desviamos del camino entonces ya perdemos el norte y estamos mal. No debería haber nada que nos haga salir del camino a no ser que sea para volver a entrar de inmediato en él o que hayamos decidido cambiar completamente el rumbo. Si no, es mejor seguir porque es en el camino donde vamos a encontrar equilibrio y paz.

También puede suceder que en mitad del camino te pasa como a mí, te llega un cáncer y te obliga a replantearte todo el asunto desde el principio. Pues nada, tranquilidad y buenos alimentos, seguimos el nuevo camino disfrutando de lo que hay y listo. Porque lo que hay es lo que mejor se va a adaptar a nosotros. Naturalmente nadie puede disfrutar de un cáncer, pero sí de algunas cosas que vienen de la mano con él como no tener que trabajar, tener más tiempo para disfrutar de algunas cosas que te gustan, pasar más horas con tu chica, etc. etc.

Lo que hay es lo que hay y, por tanto, no tenemos que ir a buscarlo a ningún sitio. La comodidad es otra de las claves de la felicidad y siempre debería estar por encima de la estética. Si lo que hay es lo más cómodo porque lo tenemos más cerca, lo más inteligente parece disfrutarlo con ganas antes de salir a buscar algo más bonito pero que está más lejos y nos va a costar tiempo y energía conseguirlo.

Al menos es como yo lo veo, pero, claro, ¿quién soy yo? Ojalá os toméis todos estos consejos con pinzas porque no son más que desvaríos intelectuales de un pobre tipo. Tal vez escribo así para no desesperar del todo ante mi propia enfermedad porque, en realidad, yo sí que no tengo más remedio que vivir con lo que hay, sin salirme del camino. Probablemente vosotros sí podáis hacerlo y también podáis buscar nuevos caminos y explorar todo vuestro alrededor y cambiar de norte y de lo que queráis porque estáis sanos y no pasa nada, así que guardad mis consejos en la nevera y vivid vuestra vida como queráis. Yo la viviré como pueda, que remedio. Cada loco con su tema que yo no tengo ninguna verdad.

Esto es lo que hay.

Anuncios

14 thoughts on “Lo que hay

  1. Mmm… sabes que estas cuestiones de búsquedas, expectativas, conformidad o conformismo, aceptación, resignación… son todas cuestiones muy subjetivas. Es como tu dices: “cada loco con su tema”. Sabes que he cargado con un grillete hasta hace unos meses y monedas, como se dice, que si bien me lo pusieron (mentalmente) de chiquita, después lo fui cargando yo sola nomás, el carcelero ya se había ido. Sentirse libre o encadenado, conforme con su camino o conforme con los demás, es algo interno. Todos venimos signados con la muerte en el instante que comenzamos a gestarnos en el útero materno. Solo que vivimos como si fuésemos inmortales, una vana ilusión. A mi me gustan tus palabras, su contenido, su reflexión, su elaboración y esas imágenes que tan bien las acompañan. Y no es poca cosa (mi palabras van al alma, no al ego). Azul, blanco, con nubes o sin nubes, el cielo es cielo y no es lo que parece, es un gran misterio. Eso es magia en la vida cotidiana. Beso!

    Le gusta a 3 personas

    1. Todos cargamos con grilletes de una u otra forma pero unos lo llevan con más dignidad que otros. Y eso es lo importante, no perder la dignidad ni la compostura, saber convivir con nuestros miedos y nuestras cadenas.
      Un beso grande.

      Le gusta a 2 personas

      1. I’m so sorry to hear that.
        You are really a very strong and incredible person.
        Definitely an inspiration!!
        I would have loved to read your reflections.
        But your pictures speak volumes!!
        And its wonderful that you are reflecting your life so beautifully through the blog.
        All my best wishes and prayers with you.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s