Una mezcla furibunda

Hoy he sacado del último rincón cuatro bolsas repletas de cuadernos. Son los diarios de viaje que fui llevando durante los 6 años que estuve por ahí. En ellos está desde el día a día detallado a modo de diario convencional, hasta reflexiones nocturnas más poéticas, pasando por estribillos de canciones, pequeños cuentos, intentos de poemas… todo el mundo interior que revoloteaba en aquella cabecita y aquel corazón de veinticinco años escrito con todo el alma y con toda la ilusión de quien creía que iba a comerse el mundo y sin embargo…

Finalmente ha llegado el día de desempolvar esos cuadernos y enfrentarme a ellos.

En parte me alegro porque al menos me va a servir de algo haber transportado los dichosos cuadernos por todas partes y haberlos conservado tanto tiempo, pero también reconozco que siento algo de vértigo ante la perspectiva de reencontrarme conmigo mismo, leer mi propia vida, recordar cosas que ya tengo olvidadas, gentes que ya desaparecieron de mi memoria, anécdotas perdidas… todo un mundo lejano y profundo que ahora va a salir a la superficie como por arte de magia. Me recuerda a mi propio post de no hace mucho…

Claro que no lo hago por puro masoquismo ni por puro capricho. Simplemente me he propuesto escribir algunos pasajes de mi vida en forma de novela, así que, nada mejor que leer esa misma vida escrita por su protagonista. Seguramente lo pase mal leyendo algunas cosas, pero sin duda valdrá la pena. Todo sea por lograr un relato vívido y sincero, cristalino y real. Auténtico como la vida misma.

No sé si será muy recomendable, en mi estado, ponerme a recordar aquellos días en que la libertad era lo primero y yo la ejercía de manera casi profesional. Recuerdo una vez que me senté delante del panel de salidas de la estación de autobuses de Buenos Aires, decidiendo qué método era el mejor para elegir a dónde ir, si el sorteo puro y duro, el orden alfabético, el primero que saliera, etc. Eso es libertad. Hoy en día mi libertad está muy mermada y muy condicionada por mi salud, así que no sé si soportaré leer esas cosas. Además, lejos de comerme el mundo, resulta que el mundo me está comiendo a mí, con lo que tampoco sé si me hará bien leer lo que escribía aquel engreído jovenzuelo convencido de que el mundo pronto iba a estar a sus pies.

Ya os contaré cuando empiece la lectura. Ojalá que sea pronto y que no me afecte demasiado. Vértigo, pero también algo de ilusión y deseo. No sé. Siento una mezcla furibunda de cosas ni buenas ni malas. Todas regulares e irregulares a la vez.

Como las líneas de las fotos. Regulares e irregulares a la vez.

Anuncios

20 thoughts on “Una mezcla furibunda

  1. Genial que encontraras esos escritos querido Daniel!! Y ya que la vida te está comiendo… no te dejes tragar sin dar unos buenos manotazos antes!!
    Uno muy bueno sería encontrarse con esas historias tuyas sobre todo contadas por ti, que siempre has tenido tan buen verso en la conversa y en la escritura.
    Dos veces en mi vida he tenido unos cismas terribles que me hicieron en su momento quemar decenas de cuadernos con poemas, letras de canciones, pensamientos e historias que ya no volverán. Que suerte que conservas tus papeles !!!
    Como dicen por allá A POR ELLOS!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué bueno leerte querido Pedro. Sí, aquí están los cuadernos… son más de 50, así que tengo bastante material para revisar. Y encima la mitad están escritos enteritos, sin márgenes ni nada.
      Dura y gratificante tarea. Pero con vértigo. Muchos recuerdos que saldrán a flote.
      Te mando un abrazo enorme.

      Me gusta

  2. Hace tiempo yo saque escritos, poemas y versos de un baul que amo,y si esas sensasiones que nos atacan tanto buenas como malas.yo acabe frustrado por qué no escribia tan bien como hoy y humildemente aun me falta mucho, saludos aceituno éxito con esa tarea

    Le gusta a 1 persona

  3. Estoy en lo mismo, Aceituno, libretas, cuadernos, blocs de notas…. diarios, viajes, diferentes etapas de mi vida, veintipico, treinta y algo… Hoy estaba escaneando billetes de avion, de entradas a museos, en atenas, egipto… Y tambi’en vuelvo a leer todos aquellos textos. Ver’e que hago con todo esto, quizas algun libro… Me gustan estas imagenes con tantas lineas. Un abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias carmen… bueno, yo no soy de guardar tantas cosas como entradas a museos o billetes de avión… lo mío son más bien reflexiones, anécdotas y canciones. Me encanta que te gusten las fotos de hoy. Un beso grande.

      Le gusta a 1 persona

  4. Yo también he hecho cuadernos de viaje, aunque no creo que sean tan completos como los tuyos. Lo que sí es cierto es que agolpan los recuerdos cuando vas pasando sus hojas. Ánimo, porque toda esa experiencia adquirida, seguro, te dará fuerzas. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo soy desordenada para eso, reconozco que en mis aventuras también llevé cuadernos para registrar anécdotas, momentos especiales, rutas inolvidables, y como tengo esto de hablar sola iba relatando unos pasajes fabulosos que después me daba lata escribir! luego escribía un resumen, después no sé dónde los dejaba, finalmente aparecían con el tiempo, me animaba a leerlos y sí…. me daba nostalgia, alegría pero a la vez una sensación de párrafos y sentimientos ajenos!! cosa rara, en otras ocasiones me sentía orgullosa de lo que había escrito sobre todo cuando me volvía poeta!!! escribí con ellas muchas veces tarjetas!!
    Con el tiempo descubrí y me hice amante de la fotografía y con ellas me ayudo bastante con el registro de mis recuerdos importantes y aventureros.. Aún escribo, lo hago en mi computador pero siento que jamás será lo mismo sin puño y lápiz!!!!

    Querido Aceituno, espero que tu encuentro con tus cuadernos sea especial!! Besos y abrazo de oso !

    Le gusta a 1 persona

      1. Jajaja mis fotos son como mis chistes jajaja pero sí !!!Trato en lo posible de registrar todo lo que me parece admirable a mis ojos… De fotografía no sé nada pero le pongo el color innato busco distintas tomas, me tiro al suelo para obtener un perfil distinto!!! Fijate que yo creo que entre contar chistes y sacar fotografía… Algo extraño sale Jejejeje. Abrazotes!!!!

        Le gusta a 1 persona

      2. Chistes y fotografía… interesante combinación. Ahora sí que me gustaría ver alguna… por que no me envías dos o tres al mail??
        Un beso grande.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s