¿Por qué tocan?

Me pone nervioso la gente que me toca. Seguramente haya alguien así entre los lectores, así que este post va dirigido especialmente hacia él/ella. La verdad es que nunca me he atrevido a preguntarlo cara a cara, así que lo pregunto aquí: ¿por qué eres tan tocón o tocona? ¿qué necesidad hay de andar toqueteando a la gente si casi no la conoces? Supongo que os habrá sucedido alguna vez ¿no? Acabáis de conocer a alguien y en seguida se pone a tocaros mientras habla, que si el brazo, que si la mano, que si una pierna… parecen pulpos, la verdad. Es incomodísimo. El otro día fui al banco y la señorita me empezó a tocar el brazo mientras me hablaba. Yo lo retiraba sutilmente y ella se inclinaba hacia delante para llegar hasta él y seguir tocándolo. Finalmente terminé con la espalda totalmente pegada al respaldo de mi silla mientras ella estaba totalmente inclinada con las tetas puestas sobra la mesa en una posición ridícula. En fin, espero que si hay algún tocón/a entre los lectores me aclaren porqué lo hacen.

Aunque también puede ser que no se den cuenta.

No lo puedo comprobar porque ahora tengo muy poca vida social. No es algo que me preocupe en exceso porque siempre fui un ser bastante solitario y con mi chica creo que tengo suficiente compañía humana. Por lo general he sido bastante reacio a conocer gente nueva, no sé, me da como pereza iniciar relaciones. Además no me siento bien en una conversación donde intervengan más de una persona además de mí. Si somos dos, entonces perfecto, pero si ya somos tres o más, entonces me aburro porque se vuelve una charla totalmente superficial. Nadie se abre cuando hay más de uno escuchando porque la broma salta en cualquier momento. Y si nadie se abre, entonces no hay interés alguno en lo que puedan decir, seguramente serán comentarios banales sobre fútbol o sobre algún programa de la tele, o anécdotas simplonas, sin gracia y mal contadas, u opiniones sobre política, religión, toros, aborto, etc. que no tienen ningún interés puesto que no conoces en profundidad a la persona que hay detrás de esa opinión, de manera que no es posible que te hagas una idea siquiera aproximada del valor que tiene.

En cambio si la charla es con otra persona y estamos los dos solos, entonces sí es interesante porque puedes hacer preguntas más dirigidas a conocerlo/a mejor, entenderás mejor sus opiniones y será mucho más fácil cambiar de tema si la cosa se pone densa y aburrida. Bueno, excepto si resulta que tu interlocutor es un tocón/a, en cuyo caso no hay nada de qué hablar porque la sensación de desagrado se lo come todo y hasta que no deja de tocarte no puedes concentrarte en lo que dice. ¿Por qué tocan? Esa es mi pregunta. Simplemente: ¿por qué tocan?

Anuncios

18 thoughts on “¿Por qué tocan?

  1. La foto del cactus viene que ni pintada a este artículo. En tu banco, más que decir “Las cartas sobre la mesa”, debe ser más adecuado “Las tetas sobre la mesa”. No me hagas caso, debo tener un lunes burrucho… Un abrazo.

    Me gusta

  2. Soy tocona. Lo confieso. Reconozco que me gusta tocar. Que lo hago constantemente. Dejando las tetas aparte, que ese creo que ya es otro tema.
    Y me doy cuenta de que lo hago. Toco a la gente que me gusta. Quizás sea la forma de enviarle un SMS directo. -Me gustas- Rechazo totalmente tocar a la gente que me disgusta. Es más. Se me nota cuando alguien me disgusta. Supongo que no hay una razón única por la que los que tocamos, tocamos. La mía es esa. Demuestro con la cercanía que me gustas. A ti te tocaría…

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues, aunque agradezco tu intención, yo me alejaría. Por si no lo sabías, ahora ya sabes que no nos gusta ser tocados. Tal vez deberías buscar otra forma de demostrar tu aprecio por la gente… una forma que no nos resulte tan desagradable. Te mando un abrazo enorme y gracias por tu sinceridad.

      Le gusta a 1 persona

  3. Ja, ja. Muy buena apreciación. Nunca he sido tocona porque también odio cuando me tocan con insistencia. Sé que hay gente que es así por naturaleza y seguramente no lo hacen con mala intención pero realmente me resulta muy desagradable. Algo parecido me ocurre con las personas que me hablan en tono muy bajo parece que susurran y que arrastran las palabras, me pone muy nerviosa pues te pone en la situación de que no llegas a entenderlos pero por educación o por que no les conoces solo se te ocurre asentir como si entendieras lo que te dicen.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Ay Aceituno, jajajaja este post tuyo me ha traido a la memoria… pues sí, una tocona en mi caso, la mamá de un ex novio. Que en paz descanse. Yo no me lo podía creer, un tocar, y hasta según cómo daba ella de ímpetu a su charla… pues un día como diciendome algo así como “…. Pues fíjate tú…”, al decirlo va y me empuja, literalmente! Y me tiró para atrás, y yo que no me lo esperaba pues me fui casi al otro lado de la pared! Y me quedé de piedra, y mentalmente pensé, “bueno, cuando te diga PERDONA”, pues tranquila, dile que no pasa nada”. PERO… qué va!! Ella ni se inmutó! Y yo me quedé así como si estuviera en un partido de fútbol, a salida de penalty, es decir, cubriéndome el pecho para que no me empujase contra la pared de nuevo!! Y ella tan fresca, yo creo que ni se dio cuenta!! Es como si estuviesen tan metidos en lo que dicen, y son tan acaparadores, que no se dan cuenta de que caen en un gran ridículo. Y por cierto, de tocona también una mujer que cuando mi hermano y yo eramos unos críos se venía corriendo a saludarnos por la calle y con sus tetas se ponía a preguntar a mi hermano como le iba, y mi hermano con la cabeza agachada, y ella sin darse cuenta!

    QUE NO TOQUEN! QUE YA ESTÁ BIEN! 😀

    Preciosas fotografías!!

    Le gusta a 1 persona

  5. 😀 😀 😀 En algunos casos creo que es psicología de manual, para dar sensación de cercanía, como lo que te pasó en el banco. En otros me parece a mí que es cultural, cuanto más al sur más cercanía.
    Yo aún soy más rancia que tú, no soporto que alguien a quien acaban de presentarme me dé dos besos. siempre alargo antes la mano y claro, quedo como muy borde 😀 😀 😀 Pero creo que los besos son lo suficientemente importantes como para no vaciarlos de significado 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Interesante gesto. Para mí no sería señal de persona borde si no de alguien con personalidad. Ahora pienso que desde el primer comentario que te hice te envié besos… ¿o no? Por si acaso te mando un abrazo… no eso tampoco…. te extiendo la mano y te sonrío para agradecerte tu presencia y tus comentarios.

      Le gusta a 1 persona

  6. jajajja.. Querido Aceituno, confieso que reí mucho al leer este artículo, ahora es interesante pensar que, depende de Quién te toque, y cómo te toque. Comparto contigo el desagrado. Me hace pensar en cuando se está en una fila en espera del banco o lo que sea, y dejas el espacio para no tocar a la persona que está delante de una, y sin embargo es tan incómodo cuando debes reducir ese espacio porque la persona de atrás se acerca tanto a ti. que finalmente de una u otra forma hay que dar un paso al lado. También muchas veces me he preguntado ¿por qué se acercan? por qué tocan?..

    Lindas fotografías !

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s