Porque hay gente que lo lee

Me llegan muchos mensajes de ánimo al blog, todos ellos sinceros, realistas y muy conmovedores porque provienen de gente que no conozco. Debo decir que estos mensajes son una brisa de aire fresco, de verdad, lo son y en un día horrible de calor asfixiante supondrían un alivio notable. Lo malo es que yo no estoy en un día de calor espantoso: estoy en el mismo infierno.

Con esto no quiero decir que esos mensajes de ánimo no sirvan para nada. Sirven, claro que sí. Sirven para que me de cuenta de lo mal que estoy, sirven para darme la oportunidad de agradecerlos, sirven para darme un leve empujoncito de cara al blog de mañana, porque siempre se trata de mañana, de ver el mañana y de vivirlo, de estar aquí, presente, un día más. Y sirven, también, para alimentar mi ego. Esto es más importante de lo que parece porque el hecho de tener puesto el puto drenaje hace que esté algo así como disminuido ya que hay un montón de cosas que no puedo hacer y sentir que lo que hago, lo hago bien y llega a conmover a gente que no me conoce, es fantástico.

Así que bueno, con estas reflexiones arranca un nuevo lunes. Algunos ya sabréis por entradas anteriores que a mí los lunes no me suponen nada especial, en todo caso siempre me gustaron, así que si sois de los que odian todo aquello de la vuelta al trabajo y el inicio de la semana y realmente odiáis los lunes, pues nada, mucho ánimo desde aquí que ya queda menos para que sea martes.

Un día más, de eso se trata, de estar aquí mañana y poder hacer una más, uno más, poco a poco, sin detenernos y sin mirar atrás, con solidez y franqueza, sin nostalgia y con la mirada bien firme, orgullosa de lo que ha visto y sin miedo a lo que verá, con la cabeza bien alta y el corazón en estado de alerta porque el amor, finalmente, es el motor fundamental y más poderoso que existe. Aquello de que el amor mueve montañas no solo es una frase hecha: es, ante todo, una frase sincera. Solo quien ha estado al límite o cerca de él, alcanza a vislumbrar el verdadero poder que tiene el amor. Por suerte yo de eso tengo mucho y, sin duda, es lo que me mantiene con vida.

Las imágenes de hoy son fotografías cotidianas, sin más gracia que esa, adecuadas (creo yo) para un lunes cualquiera en una ciudad cualquiera, en un blog cualquiera de un tipo cualquiera, que escribe porque hay gente que lo lee.

Anuncios

23 thoughts on “Porque hay gente que lo lee

  1. Hace unos pocos años, en mi libreta de ocurrencias, escribí: “No tengo ninguna prisa de que llegue el viernes. Quiero saborear intensamente cada instante de este lunes”. Yo, de momento, mientras estoy a punto de terminar la maldita traducción al urdú de una mierda a la carta que puede “parecer” literatura, he saboreado un café, tus fotos y tu artículo. Gracias por este momento que ha contribuido a que este lunes valiera un poco más la pena.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hace tiempo que me he propuesto eliminar de mi vocabulario, y por extensión del de mis hijos, la conjunción adversaria “pero” y la expresión “es que”. No es que ambas no sean de utilidad, es que con mayor frecuencia sirven como introductoras de la disculpa que les sigue. Sí, es lunes; un día más que hemos disfrutado y uno nuevo que se nos presenta para hacerlo en la media de las posibilidades de cada uno. Y sí, toca trabajar; y que dure. Mis ánimos y mejores deseos, y gracias. Feliz lunes.

    Le gusta a 2 personas

  3. Mi lema siempre ha sido, “un día más , un día menos” por ende no apuro mis días, para quienes nos saborean los lunes “pobre lunes qué culpa tiene” si finalmente los lunes no simpatizan por que dan inicio a una semana más de trabajo remunerado, los lunes nos recuerdan que vendemos el tiempo. y por eso se anhela tanto el viernes ! pareciera que la vida se vive solamente los fines de semana, claro estás con tus familia, te olvidas del jefe, comes tranquilo, duermes sin pensar que debes despertarte desesperado porque ya es tarde! y mil cosas que hacer, si tuviéramos la oportunidad de no tener que trabajar por un contrato! claro que sería distinto!! muy distinto, los lunes serían siempre viernes!! así que la idea y la clave está en asumir, y hacer con agrado las funciones en nuestros trabajos, algo así como disfrutar la esclavitud jaja o no?

    Respecto a ti Aceituno, él que tú te sientas bien al leernos, eso también nos hace sentido a las energías que te enviamos! y a la fuerza que en conjunto sale de este blog, y que mejor si nuestros deseos, abrazos, ánimos y energías te otorgan vida! pues que sean más, muchos más.!

    Le gusta a 1 persona

  4. Hay que saborear todos los días, todos lo minutos y segundos, porque cada uno de ellos nos lleva a una nueva emoción.
    Tengo que decirte que yo disfruto tus entradas, tanto como lo hago con los lunes (pobrecitos tan vilipendiados)
    Besetes, aceituno…

    Le gusta a 1 persona

  5. Pues a mí los lunes me gustan, porque son el día anterior del martes, ¡¡sin duda el mejor día de la semana!! 😀 😀 😀 😀 😀 y el lunes es también el día después del domingo, en el que las cosas tienen un color especial. Preceden a los miércoles, que están justo en medio, y con el jueves ya casi se termina la semana, y voilà ¡llegó el viernes!, día en el que ya anticipamos los sábados fantásticos.
    Los días son solo días, lo que los hace especiales es lo que ponemos en ellos y es verdad que si en cada uno encontramos una chispa de amor, vale la pena vivirlos. ¡Carpe diem!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s