¿fortaleza o necesidad?

Se me está cayendo el pelo. Me habían advertido de que con estas nuevas sesiones de quimioterapia había muchas más probabilidades de que sucediese que con las anteriores, así que no me pilla por sorpresa. No me hace ninguna gracia, pero no es una cuestión de imagen, la imagen me da lo mismo, es más bien que ahora pareceré un enfermo de cáncer y hasta ahora no lo parecía. Temo que mi moral y la moral de los que me cuidan se vea afectada, más afectada aún de lo que ya lo está. Aunque la verdad es que eso de la moral va por rachas, según de dónde venga el aire. A veces siento que todo va a salir bien y otras, en cambio, que no servirá para nada. Incluso cuando siento que todo va a salir bien, no se a qué me refiero, no sé si esperar un milagro o resignarme y visitar los barrios bajos de mí mismo para descubrir que ya no hay más que vacío y soledad, polvo, abandono y apatía. Y no queda nada del antiguo yo: todo está concentrado en el nuevo, así que, con todos los huevos en la misma cesta, no me queda más remedio que apostar por ella. Tal vez pueda permitirme el lujo de perder uno o dos, pero no muchos más. Por eso me duele la boca de repetir que lo mío no es fortaleza, sino necesidad.

Este cáncer va a acabar conmigo, todos lo sabemos, pero eso no es importante, es más bien obvio. Lo importante es que desde que supe que tenía un tumor hasta ahora, en ningún momento he tirado la toalla y lejos de venirme abajo, me he dedicado a reflexionar y aprender cosas nuevas. Veremos si la cosa sigue así. De momento creo que lo más importante es comprarme un gorro. A veces no es cuestión de serlo, sino de parecerlo.

Anuncios

10 thoughts on “¿fortaleza o necesidad?

    1. Muchas gracias por tus palabras. Con el cabezón que tengo no se yo si existen gorras de mi talla, lo digo en serio. De todas formas te agradezco que te fijes en cómo lo afronto. Un beso enorme.

      Me gusta

  1. Hola Aceituno, como siempre, me gustan las fotos. Estas me recuerdan a escenas de una pelicula de cine mudo llamada El Gabinete del Doctor Caligari, pero no por lo que muestran, sino por el color que se ha puesto como filtro. Aprendí que los colores jugaban un papel muy importante en ese tipo de películas llamadas “expresionistas”, típicas del cine alemán de antes de la llegada del cine sonoro. En la película que digo, existen tres colores, el azul, el rosa y el amarillo. Dependiendo de la situación o escena, se usaba uno u otro para hacer sentir al espectador el ánimo de dichas escenas. Las escenas neutrales eran en blanco y negro. Así el rosa era para escenas melodrámaticas, las azules para escenas espirituales, y el amarillo para escenas de sufrimiento, dolor, preocupación.

    Y he sentido esa honestidad tuya, tanto en tu escrito como en las imágenes. Seguramente conoces lo que he dicho arriba, pero he querido también decirlo, comentarlo, porque el arte siempre surge del alma, el verdadero arte.

    Siento que las cosas vayan así, son los baches de esta recuperación, yo siento que es así. Cae como un mantel triste sobre el alma el hecho de que caiga el pelo, pero también ese pelo necesita renacer, no es un mero inerte pelo, tiene su vida, necesita caer para que vuelva de nuevo a crecer sin tóxicos.

    La gorra, bueno, casi no la vas a ver a tú, si la llevas puesta. Te protege también del sol, que viene fuerte. Todos deberíamos llevar gorra al salir a la calle o al campo con este sol. Antes era mucha moda llevar sombrero o gorra. Una moda beneficiosa, no se por qué paró.

    Un fuerte abrazo y muchos besos, Aceituno!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola querido aceituno.. puedes usar también un pañuelo! se ve top..!! Sabes cuando pienso en tu situación, y creo que nos pasa a muchos que bloqueamos todos los sentimientos de debilidad porque necesitamos ser los fuertes para desearte ánimo, fuerza, un sigue adelante, lucha, ánimo al ánimo!! sin duda lo sentimos y te lo deseamos, pero también hay una sensación de…!qué difícil, qué tremendo! yo en su situación ya estaría hundida!! y ojo está prohibido manifestarlo porque debo alentarte, pero hoy necesito decirlo, porque no es una fortaleza es una necesidad, Cuando no se está en los zapatos del otro es fácil decir, sigue adelante, pero a veces es así … es muy difícil, y en estos momentos si aún estás en pies, si aún eres un valiente, sí aún eres un luchador!! no sabes cuánto !! te admiro. Un abrazo….!

    Lindas fotografías !!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s