contrastes

Me gustan los contrastes. Me hacen pensar y me trasmiten cierta dosis de paz intelectual, como si pensara que gracias a que existen los contrastes, el universo está más equilibrado. Sin contrastes todo sería mucho más aburrido. En este caso he subido imágenes que simplemente contrastan entre sí porque unas son en blanco y negro y otras en color. Es un contraste bastante suave, la verdad, pero suficiente para dejarse llevar.

Si nos fijamos bien, las fotografías en blanco y negro nos transportan al pasado, a una época en la que no habíamos nacido, la época que nos cuentan nuestros padres, la que vemos en sus fotos de infancia y que para nosotros resulta un tanto irreal y muy lejana. Tan lejana que a veces no estamos seguros de que hubiese color en el mundo. Aunque se trate de fotos de paisajes y sepamos que los árboles son verdes y crecen flores en los arbustos, al verlos en blanco y negro nos baja la energía, como si nos pusiéramos un poco tristes de repente. En cambio con las fotografías en color nos sucede exactamente lo contrario. Inmediatamente sabemos que estamos en el presente, que ese universo es el nuestro y esos colores pertenecen al mundo digital que nos rodea porque no son sepia, ni pastel, ni están muy saturados ni nada raro. Son colores normales, colores vivos, de amplia gama tonal, colores que nos suben la energía y nos dejan más activos que antes.

En este caso sólo es la forma lo que nos aporta contraste, porque el contenido es el mismo: paisaje. Pero todo esto queda mucho más en evidencia cuando el fondo de la imagen también cambia de una foto a otra, por ejemplo si elegimos la foto de un anciano en blanco y negro junto a la de un bebé en color. De eso se trata, de producir contrastes que despierten el interés y nos hagan pensar aunque sea un poquito.

Aunque la verdad es que en los tiempos que corren no sé yo… me parece un propósito un tanto descabellado pretender hacer pensar a la gente. Me imagino que casi nadie pasa el tiempo suficiente frente a este blog. Yo mismo, cuando navego, voy de un lado a otro muy rápidamente, sin dejar tiempo a mi mente de procesar correctamente toda la información que recibe. Esto produce un contraste enorme y que define perfectamente momento que nos ha tocado vivir: en la era de la información y el acceso fácil y barato a la cultura gracias a internet, resulta que estamos más desinformados y somos más incultos que nunca. “O tempora, o mores”.

Anuncios

17 thoughts on “contrastes

  1. cuanta razón tienes (nuevamente) contando las diferentes sensaciones que transmiten las fotos dependiendo que estas sean en color o en blanco y negro, y si es verdad, en esta era de la información estamos realmente desinformados, pasamos de puntillas por lo verdaderamente importante y no nos paramos a pensar el tiempo suficiente.

    Le gusta a 1 persona

  2. Dices: “estamos más desinformados y somos más incultos que nunca”. Yo creo que más bien se tiene más conocimiento, pero menos sabiduría que nunca para gestionarlo o utilizarlo bien. A más se aprieta el agua, o un puñado de arena, más se escurre de las manos. Somos aprendices de mucho y maestros de nada.

    Es un mundo, este el moderno, lleno de paradojas. Da que pensar, la verdad…
    Saludos.

    Me gusta

    1. ¿Más conocimiento? No se con qué gente te relacionas, pero te envidio. A mi alrededor no veo que nadie tenga “más conocimiento” en ningún sentido, ni mas cultura, ni más educación, ni más sabiduría. Será que he tenido mala suerte con mis familiares y amigos…

      Le gusta a 2 personas

      1. La clave está en eso de “maestros de todo y aprendices de nada”, luego ya uno por desgracia puede tener malas experiencias personales, claro. Como te digo en el otro comentario, en mi caso sí puedo decir (desde mi subjetividad) que hay de todo.

        Perdón por saturar, es que he visto el comentario después de responder en el otro.

        Buenos fotos, a todo esto 😉

        Saludos.

        Le gusta a 1 persona

  3. Esa sensación de que aquel mundo analógico de nuestros padres estaba “hecho de blanco y negro” es muy habitual. Es verdad que uno piensa de una forma un tanto absurda que en aquella época la realidad era así, “en blanco y negro”. Es muy curioso.
    Por otro lado, es verdad que estamos más desinformados que nunca. También es verdad lo que dice MITOMAGO, tenemos más conocimiento, pero no sabemos gestionarlo. Tenemos un exceso de datos, nos atiborramos de información, pero no la digerimos. Algo así como ir a saciarte con comida basura (comida rápida)… Creo que tiene mucho que ver éste sistema de vida que poco a poco hemos ido construyendo. Reflexionar y detenerse no está bien visto o directamente está penalizado. Sobre ello hablo en mi última entrada, por si quieres pasarte. Lo digo sin ningún tipo de pretensión por mi parte, sino porque he visto relación en ambos post y me parece interesante.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues te digo lo mismo… envidio tu círculo de amigos, familiares y compañeros por ese “conocimiento” que dices que tenemos. En mi caso no lo veo así, no veo conocimiento por ninguna parte, en ningún sentido.

      Me gusta

  4. En realidad no me he expresado bien. Rectifico: tenemos disponibles más herramientas que nunca que nos dan acceso a ese conocimiento, pero no las empleamos usando todo su potencial para ello, desperdiciamos esa capacidad. Hablando siempre en términos generales, claro.

    Con respecto a no ver conocimiento en ninguna parte y en ningún sentido… Hombre, en eso yo tengo otro punto de vista. Las cosas no suelen ser ni blanco ni negro. En mi círculo de amigos y familiares hay precisamente de todo. Hay gente que sabe mucho sobre un tema muy particular porque se dedica a ello en cuerpo y alma, gente con conocimientos generales y, seguramente, también haya gente que dice saber más de lo que sabe, y gente humilde que todo lo contrario.

    De todas formas el sentido de mi comentario era decirte que estoy de acuerdo en lo necesario que es aprender con más reflexión y detenimiento.

    Le gusta a 1 persona

  5. Hay de todo. Tu reflexión es cierta en buena medida, pero también hay mucha de esa información importante que no pasa desapercibida. Es verdad, buena parte de quienes utilizan las redes sociales se quedan en la superficie de las cosas, en lo llamativo, en el mensaje corto, pero también hay quienes han aprendido o están aprendiendo a apreciar lo que vale la pena. Hay muchos contenidos que valen la pena, de forma que es imposible abastarlo todo. Tu blog, por ejemplo. Había pasado por él de puntillas, apreciando las fotos, pero sin fijarme en lo que escribías. Hasta que un día me detuve, y lo que leí me impactó tanto que siempre que puedo saco el tiempo necesario para visitarte con calma. Creo que lo más interesante de este espacio son precisamente los contrastes. Esa capacidad para complementar palabras e imágenes y, sobre todo, para transformar tu experiencia en contenidos de calidad que nos obligan a hacer una pausa y a reflexionar profundamente. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tus palabras y por el lugar en que me colocas. Inevitablemente la cercanía de la muerte me obliga a ser más sincero que nunca y me parece que la sinceridad conlleva un punto ácido y de constante crítica, por eso cuando repaso lo que escribo parece que lo escribe alguien enfadado.

      Le gusta a 1 persona

  6. He leído absolutamente todo y sin dejar de lado ningún comentario, hay muchas cosas en las que comparto opinión y en otras no. Creo que si habemos personas con conocimiento, también es cierto que son conocimientos específicos en ciertas áreas, también creo que si no se sabe usar y aplicar ese conocimiento no seremos inteligentes, también es cierto y comparto que el o la internet ha limitado nuestro cerebro, que la raza humana se deteriora poco a poco. Y como dije alguna vez siento que el cerebro humano se detuvo en el tiempo sin tener mayores evoluciones en relación a lo que evolucionó en períodos pasados, que necesitamos un cerebro pensante y genio que descubra la cura a las enfermedades incurables aún, partiendo por el cáncer, son ciertas tantas cosas, y son tantas inciertas solo basta pensar que la ciencia es exacta solo hasta que venga otro y te confirme lo contrario. Ufff y podría escribir un testamento con todo lo que pienso, hasta encontré que alguien mucho antes descubrió que dejamos poco a poco de tener conocimiento y para justificar y disimular aquello no encontró nada mejor que ” dividir la inteligencia” ya no sé es inteligente a modo general si ni que existe la inteligencia múltiple” entonces así no hay personas ignorante, tienes inteligencia lógico matemáticas, inteligencia corporal, en fin son 7, ufff, hay harto argumento para corroborar la falta de conocimiento, pero aún así creo que la vida me ha enseñado a no ser extremista, el nada no existe, ni el todo tampoco. Siempre debe haber un punto medio que se llama equilibrio. Lo aprendí de una gran amiga. Carolina

    Le gusta a 1 persona

  7. No te preocupes querido Aceituno, solo agradecer el espacio a la reflexión, al desahogo, a todo lo que podemos vivir en tu blog. Ya eso es suficiente, ahora si tenemos cosas que agregar, bienvenidas sean!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s