Dolor y trucos

¿Qué sucede cuando no se entiende una fotografía? Me refiero a cuando no sabemos qué es lo que hay en ella, qué objeto fue fotografiado. Si decimos que la Fotografía se dedica a extraer pedacitos del universo, deberíamos en mayor o menor medida, reconocer esos pedacitos ¿no? Pero no siempre resulta tan fácil. En el caso de las imágenes abstractas la cosa se complica. Se complica porque el fotógrafo así lo ha querido, lo ha hecho a propósito, para intentar provocar algún tipo de emoción o sentimiento.

Es un truco. Como tantas otras cosas en las artes visuales. Aunque, digo yo, si funciona bienvenido sea el truco. Como en un número de magia. Todos sabemos que el tipo con las cartas no tiene poderes mágicos sino que usa trucos. Pues eso… mientras funcionen nos gustan y nos divierten. Ahora sólo queda saber si estas fotos de hoy funcionan, si os resultan visualmente atractivas, si os evocan algo, si os recuerdan algún episodio de la vida, si cuentan algún cuento o si, por el contrario, os parecen aburridas, simplonas, feúchas, planas, sin sustancia, lánguidas, etc.

Ya me gustaría a mí tener trucos para otras cosas en la vida. Para el dolor, por ejemplo. Porque el único truco que tengo es la morfina y no siempre funciona. Ya ni siquiera aspiro a curarme porque me han dicho que es casi imposible, pero al menos aspiro a sentirme como hoy o como ayer, tranquilo y sin dolor, sin tener miedo cada vez que me muevo.

Nunca he pasado más de tres o cuatro horas seguidas sin que me duela. Sería tan maravilloso saberse trucos contra los dolores. Siempre pensé que los dolores del alma eran más fuertes que los dolores físicos, pero ahora ya no estoy tan seguro, la verdad. Yo he sentido dolores físicos imposibles de describir y de imaginar. Los dolores del alma pasan, se olvidan, para esos sí que hay trucos, creo yo. Lo sé porque hace poco murió mi padre y lo viví en mis carnes. Se me juntaron los dolores físicos y los dolores del alma. Ahora sólo quedan los físicos.

El dolor también es abstracto. Por suerte uno es incapaz de recordarlo, como los colores. Sólo podemos recordar que era horrible, pero no lo podemos revivir. Ni falta que hace. Mejor nos sumergimos en el extraño e hipnótico mundo de las fotografías abstractas y dejamos volar nuestra imaginación hacia más allá de los límites de la propia conciencia. Eso es. Sin trucos.

Anuncios

5 thoughts on “Dolor y trucos

  1. Adelante con ese arte de no entender lo abstracto pero si de poder sentir lo que nos transmite o produce. Estoy segura que hay dolores físicos insoportables y que creo que la medicina ayuda a paliar. Pero ¿hay mayor dolor que la desesperanza?
    Gracias por el texto, por las fotos.
    ´¡Buen día! Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. No se que enfermedad es la que te afecta para tener esos dolores que describes, yo padezco fibromialgia y hay momentos que los dolores son insoportables, otros son más llevaderos, pero no hay medicación que los elimine, si caso los reduce durante un corto periodo de tiempo ya que el cuerpo tiende a habituarse a ellos. pero es lo que hay y estoy aprendiendo a convivir con ello, no se si lo lograre pero en ello estoy. Un abrazo XD XD.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s