rindiendo homenaje

Hoy toca una entrega de fotos tomadas con el móvil. Quién nos iba a decir que algo así sería posible ¿no? Menudo cambio ha pegado la humanidad gracias a (o por culpa de) las nuevas tecnologías. El tema de estas imágenes tiene que ver con los diferentes tipos de cielo que aparecen, según la hora del día y la situación atmosférica. No es el más apasionante de los temas, pero permite jugar a ser fotógrafo que, a fin de cuentas, es de lo que se trata, de jugar.

Yo se que la vida no es ningún juego, pero también se que podría serlo. Nadie se toma nada más en serio que un niño su juego. Cuando está inmerso en él no hay fuerza humana que le haga desconcentrarse o frivolizar, en esos momentos lo más importante del mundo sucede frente a su vista, en su imaginación, con sus juguetes o sin ellos. Y nosotros no siempre nos tomamos la vida así.

Yo no soy nadie para dar lecciones, faltaría más, pero sí sé una cosa, de verdad que la se, lo prometo: hay que hacer cosas que a uno le gusten de verdad, cosas que te hagan reír, o relajarte, o liberar adrenalina, o emocionarte, o todo junto. Mucha gente ni siquiera sabe cuáles son esas cosas y no sabe qué hacer con su tiempo libre. Si tuviesen un año de vacaciones seguramente se aburrirían. Y eso no puede ser. Debemos rendir homenaje a la vida porque es lo más preciado que tenemos, de hecho probablemente sea lo único que tengamos. Y que mejor forma de rendir homenaje a la vida que viviendo. Y que mejor forma de vivir que pasándolo bien.

Si, ya lo se, que si los hijos, que si la hipoteca, que si la crisis, que si el trabajo… Insisto en que no soy quién para dar consejos, pero invito a la gente a reflexionar sobre sí misma, a preguntarse cómo podría sentirse más a gusto en la vida, qué pequeños cambios puede hacer para lograrlo y, nuevamente, introducir en la rutina diaria cosas que realmente nos guste hacer. ¿Cuántas veces estamos frente a la tele viendo algo que no nos gusta? Seguramente muchas. Pues ahí, por ejemplo, hay un tiempo que se puede aprovechar perfectamente para hacer cualquier otra cosa. Cada uno sabrá.

Personalmente siempre he tratado de vivir de esa forma, rindiendo homenaje a la vida, viajando mucho, trabajando lo justo, haciendo cosas que me gustaba hacer casi todo el tiempo y tomándome muy en serio el asunto de VIVIR, con mayúsculas. No me quejo para nada de la vida que he llevado y si ya antes de tener cáncer me permitía el lujo de dar consejos de este tipo, imagínense después. Casi que me atrevería a dar órdenes más que consejos.

Anuncios

6 thoughts on “rindiendo homenaje

  1. Se acepta la orden de VIVIR y de hacer lo que guste. Sabios consejos, Daniel. Yo hace como dos años, tras diversas experiencias vitales, estoy en ello. De momento me encuentro fantásticamente bien conmigo y con lo que hago. Un abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

  2. Te felicito!!! querido aceituno, te felicito, un gran homenaje a lo más preciado que tenemos “LA VIDA” riamos, cantemos, andemos en bicicleta, sonreír con un niño, abracemos, besemos, ayudemos, viajemos, como dice nuestro querido aceituno “cada uno sabrá como hacerlo” hay miles de formas con las que podemos homenajear nuestra vida… y quizás principalmente apagando los televisores!!! por favor!!! Un abrazo lleno de energía para nuestro escritor “ACEITUNO”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s