el tiempo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se parece a mis pulmones enfermos, pero no es más que un cactus. Todos son cactus. Hermosos ¿verdad? La naturaleza no deja de sorprendernos con sus figuras armónicas y sus colores llenos de matices. Estas fotos son de hace ya seis o siete años, pero las rescato para el fotonauta por el puro y simple placer de compartirlas con todos los que se asoman de vez en cuando a este rincón.

Escribir todos los días me está haciendo reflexionar sobre asuntos que tenía ya algo olvidados. Por ejemplo, últimamente pienso mucho acerca del tiempo, en qué emplearlo, qué hacer con el que nos sobra, cómo invertirlo… Nadie sabe cuánto tiempo le queda de vida y sin embargo casi todos actuamos como si fuésemos a vivir eternamente, sin importarnos el hecho irrefutable de que el tiempo nunca se recupera. Va hacia delante, nunca hacia atrás. Esta premisa, aparentemente sencilla y obvia, llena de lógica y archiconocida por todo el mundo, resulta una losa cuando uno la piensa de verdad, porque si el tiempo nunca va hacia atrás, quiere decir que el que hemos perdido está perdido ya para siempre y que no hay segundas oportunidades. Y esa es la clave: no hay segundas oportunidades. Es mentira que uno pueda “corregir” sus errores. No es cierto que podamos “volver a empezar”. No es verdad eso de que “a la tercera va la vencida”. No, no y no. No hay tercera ni segunda, sólo primera. Cada vez es única porque el tiempo jamás va hacia atrás y cada momento está rodeado de una serie de matices que lo hacen indiscutiblemente único y, por tanto, indiscutiblemente bello. Cada instante que vivimos está condenado a pasar de largo. Y así uno detrás de otro. Para siempre.

Por eso, como me dijo Carolina esta mañana, hay que valorar a la gente que nos dedica su tiempo porque nos está regalando algo que no puede recuperar.

Anuncios

8 thoughts on “el tiempo

  1. El tiempo que dedicamos a otros es un regalo en ambos sentidos. También nos lo regalamos. Y con él, nos hacemos más «humanos».

    Un abrazo.

    PD: ¿te dije ya cuánto me gustan tus fotografías?

    Me gusta

  2. ¡Bellísimas fotos!

    El tiempo… vaya tema. No, no se puede volver atrás; lo hecho hecho está y experimentamos las consecuencias de nuestras decisiones, fueren buenas o malas. Eso de “volver a empezar”… es según desde donde se lo mire; hay diversas perspectivas. Por ejemplo: yo dibujo y pinto, muchas veces debí borrar o pintar sobre lo pintado; debí recomenzar para hacer de mi trabajo el mejor según mi capacidad. En la vida, si bien no es posible “borrar el trazo o la pincelada” quizás pueda mejorarse de algún modo… se trata de estar mejor, de ser mejor. Pero sí es cierto que cada instante de la vida es único e irrepetible, que cada segundo invertido en algo o alguien es irrecuperable y que según el valor que le demos a esos instantes dependerá nuestra dicha. En fin… así son las cosas, estimado Aceituno.

    Te dejo un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s