montaña rusa

Esta imagen no es de hoy. La he encontrado por casualidad en el disco duro y he querido compartirla. A veces es bueno hacer limpieza de archivos, no sólo por la basura que quitas del medio sino por las fotos y textos interesantes que encuentras de vez en cuando.

Por lo demás todo en orden, es decir con el sutil y calculado desorden necesario para que la vida exista, con ese equilibrio dinámico que hace posible que podamos sostenernos en pie o caminar sin tropezarnos con las farolas. Mirando esa luna me dan tantas, pero tantas ganas de mandar todo a la mierda e irme una temporadita a visitar sus cráteres…

No es que quiera ser astronauta, no creo que sirviese para eso y además ya se me pasó el arroz, pero sí que a veces me siento algo lunático. Me pongo a pensar yo solo, a hilar temas en mi mente y termino en lugares increíbles. Seguro que os ha pasado alguna vez. Lo malo es que luego no los puedo reproducir porque no los recuerdo, pero os prometo que llego a conclusiones alucinantes, con matices que harían temblar al mismísimo Stephen Hawking.

Después, sin saber cómo ni porqué, retorno a la realidad, se me frunce el ceño y me paso dos o tres minutos con el carácter agrio y un poco desconsolado.

Así voy, como en una montaña rusa emocional que me tiene ya un poco loco. Ahora estoy optimista y lleno de vitalidad, y en un segundo me acuerdo de que tengo cáncer y se me viene el mundo abajo y empiezo a preguntarme que porqué yo y ese tipo de cosas y de nuevo, al segundo siguiente, basta una mirada de Carolina para que vuelva a dar gracias a la vida que me ha dado tanto.

Y así todo el santo día.

Lo bueno es que me estoy acostumbrando.

Lo malo es que se me ha terminado la biodramina.

Anuncios

7 thoughts on “montaña rusa

  1. ¡Que es la vida sino una montaña rusa! Lo importante es saber disfrutar del ahora y ahorrar en biodraminas. Te recomiendo un libro por si no lo has leído: Tolle, E. El poder del Ahora, GAIA Ediciones, 2001

    Un beso fuerte nuevo amigo,

    Olivia

    Me gusta

  2. Te diré que no eres el único que andas por valles y montañas (prefiero decirlo así porque sufro de vértigo… la montaña rusa: ni de lejos). Creo que algunos suben y bajan más que otros, independientemente de sus situaciones particulares y llego a la conclusión de que es un ejercicio de la vida. Como todo ejercicio -que suele ser molesto y doloroso luego de- va fortaleciendo de a poco… Hoy, por allí arriba; mañana… vaya a saber por dónde. La cuestión es hallar donde detener nuestra mirada para sentirnos agradecidos, porque la gratitud marca diferencias. Espero culmines tu día con una enorme sonrisa (y con la Biodramina que necesitas).

    Me gusta

  3. Pregunta vital -de autodefensa y muy lógica- que todos nos hacemos cuando nos sucede algo malo ¿Y por qué yo? o… ¿Por qué a mí?
    Sin darnos cuenta de que nunca pensamos ¿Y por qué a ese, o a aquél sí?

    Me ha gustado mucho tu texto, y si puedo decirte algo positivo… ¡déjate llevar por la luna!
    Un abrazo.

    Me gusta

  4. Excelente imagen de tu limpieza de archivos.
    La vida, con sus altas y bajas, es lo mejor que nos han dado y por tanto, lo más valioso, aprender a mimarla, como dice un amigo, es la tarea más importante.
    Un abrazo y mis mejores deseos para ti.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s