desde el cielo

Son imágenes tomadas desde el avión que nos trajo desde Chile, cuando aún albergábamos la esperanza de que lo que me pasaba no fuera tan grave. Poco después los médicos se encargaron de darnos el bofetón que nos despertó y nos hundió al mismo tiempo. Maldito cáncer. Con lo bien que estaba… con lo bien que estábamos.

Desde el cielo tampoco aparecen las respuestas. Parece ser que en el más allá están ocupados en otros menesteres. A lo mejor no se ocupan de mí porque nunca les tuve fe. Malditos seres vengativos. ¿Quién quiere a su lado gente así?

Yo, desde luego, prefiero la gente cercana, la gente que me toma de la mano y me tranquiliza con palabras suaves y caricias simples.

Anuncios

2 thoughts on “desde el cielo

  1. Tus palabras me recuerdan los chistes de Alberto Montt. Al final, quizás no somos tan importantes… desde una mirada tan macro. Sin embargo, somo imprescindibles para otros seres pequeñísimos como nosotros. Y eso vale la pena.
    Un abrazo

    Me gusta

    1. Sí, vale la pena. Tal vez hace unos meses no le hubiese dado tanta importancia, pero hoy en día esos pequeños detalles tan pequeñísimos son lo único que tengo. Esa caricia amable o esa mirada suave… he aprendido a disfrutar y “ser feliz” con muy poco. Qué remedio.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s