cajón de sastre Vs cajón desastre

Este mueble podría estar lleno de muchas cosas. Por su aspecto descuidado (en las cuatro versiones presentadas) es evidente que está abandonado, aunque no sabemos qué hay dentro. El espejo cumple su función y nos deja ver la pared de enfrente, aportando unas gotas de confusión al conjunto.

Como nuestro adiós.

          Un adiós con tres o cuatro mil gotas de confusión añadidas porque sucedió todo muy rápido. Nos fuimos casi de repente, como si estuviésemos escapando de algo. Aunque bien mirado en realidad podría decirse que estábamos escapando de allí. Un allí que me acogió bien hasta que decidió ponerme a prueba. Y el resultado fue que la enfermedad ganó la batalla, no fuimos capaces de superar la prueba y además, ni nuestro ánimo, ni nuestra cuenta del banco, reunieron las fuerzas necesarias para emprender la lucha.

De manera que esa primera batalla la perdimos. Tuvimos que dejar atrás un mundo entero, una vida completa, con sus sueños y sus cajones llenos de cosas, con sus cubiertos y sus cojines, sus almohadas, sus velas y sus cepillos de dientes. Un mundo en el que había desde libros hasta retratos firmados por los niños, pasando por acuarelas, fotos impresas, lápices de colores, sartenes y hasta una lavadora.

Todo.

Nos tocó empezar de cero. Bueno, de cero no. Nos dejaron llevarnos dos maletas cada uno. En dos maletas caben muchas cosas, pero menos de las que a uno le gustaría. Desde luego no cabe una lavadora.

Curiosamente (y tristemente) tampoco caben los retratos firmados por los niños.

Según mi corto entendimiento la vida resulta ser parecida a un cajón de sastre, que se va llenando de útiles aparentemente inservibles pero necesarios. Otra cosa es el cajón desastre, ese que uno llena sin sentido y vacía sin compromiso.

En esos casos la vida simplemente naufraga.

Anuncios

2 thoughts on “cajón de sastre Vs cajón desastre

  1. Estas fotos y sus escritos me conmueven demasiado, sera que viví esa despedida rápida y torpe…y porque nombras a los enanos…ellos hicieron otros dibujos que desde mañana irán viajando a vuestro encuentro van llenos de amor, risas y color para que los disfrutes…
    un abrazo..vilma

    Me gusta

    1. Gracias Vilma. Sin los pekes, sin ti y sin Pedro todo esto habría resultado aún más difícil. Vuestro amor le da fuerzas a Carolina para seguir luchando y a mí para seguir confiando en que tal vez salgamos de este lío. Juntos somos más y mejores. Esta pesadilla todavía tiene algunas notas de color gracias a la gente que nos quiere.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s