Chapoteando en el lodo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las pisadas sólo sirven para acentuar su soledad y su meditada inclinación al vacío.

El murmullo del agua le recuerda que aún está vivo y queda mucho por hacer,

aunque en el país de las ideas todo el mundo sepa

 que cuando una idea se va, es reacia a volver.

Las buenas ideas son como pequeñas mariposas de tres colores

que dedican su corta vida a experimentar

cada una con un neutrino.

“Así es la cosa -piensa chapoteando en el lodo- me tocó a mí ser el héroe del cuento”.

Un cuento que, bien lo sabe ahora, parece destinado, por fin, a tener un final feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s